Radio Educación -

Su busqueda:

Categoria: Audiolibro
Programas
El sonido de las letras

El sonido de las letras

El sonido de las letras es una serie radiofónica que busca difundir la obra de tres escritores  mexicanos, contemporaneos de cuentos, a partir de las adaptaciones de sus obras como unidades independientes. (Enrique Serna, Mauricio Carrera y Juan Villoro)

La creciente

Fragmentos de la obra narrativa “La Creciente ” de Cruz Mejía. 
Podcasts
Voces y cantos de la tierra viva

Programa 89. Humberto Akabal

Transmisión 28/12/2018: Humberto Ak´abal es un poeta maya K´iche´ que se formó a partir del canto y el cuento, con la enseñanza de sus abuelos y padres en Momostenango Guatemala. Para finalizar el año hicimos un programa sobre su vida y obra, enriquecido con su poesía y la música de Marimba xojanel keletzu´.

Tranvía 16

01. Nuestras familias

Dramatización de los libros "¿Mi abuela tiene Alz... qué?", escrito por Verónica Van den Abeele y "Me llamo Yoon" de Helen Recorvts, de la Colección Libros del Rincón.

Tranvía 16

02. ¡Eureka! No es magia... ¡es ciencia!

Dramatización del libro "Cómo funciona la ciencia" de Robin Kerrod y el Dr. Sharon Ann Holgate de la Colección Libros del Rincón.

El sonido de las letras

Tía Nela

El sonido de las letras

Material de lectura

La creciente

Programa 16 - Tres relatos

1.   “Quién debe tener las armas” 2.   “La palabra pastel” Las cosas que parecen más sencillas a veces están muy lejos de nosotros; si el significante es extraño, el significado lo es más 3.   “No me voy con la competidora” Aquí está un sustito que en la mente de un niño trascendió bastante, pero nada de reconcomia.

La creciente

Programa 18 - Dos relatos

1.    “Del cielo cayó una rosa” ¿Qué les parece si desmenuzamos esa canción de Cuco Sánchez” 2.    “El lunes los dos vendados” Se trata de una coincidencia surgida de una travesura y un mero accidente pero que la gente a veces juzga muy a la ligera –o a su manera-.

La creciente

Programa 02: La Creciente (segunda parte) “Después de la culebra de agua”

Es la continuación del relato anterior, el mismo escenario con algunas consecuencias posteriores. Cabe destacar que pese a todo, también hubo algunas alegrías como suele suceder en el pueblo mexicano. Aquí también se advierte cómo la ayuda del gobierno siempre es a medias y por no dejar.

El sonido de las letras

Popeye en la Valenciana

La creciente

Programa 07 - "A los 24 días"

Aquí se narra la tremenda impresión que provocó en un niño venido de un rincón muy pobre, al conocer el Mariachi Vargas, algo que parecía imposible e increíble en su circunstancia. 

El sonido de las letras

La última visita

La creciente

Programa 03 "Me pasó lo de Macario" y "Me vieron las nalgas y ni chisté"

Aquí hay dos relatos en los que podemos apreciar algunos resultados de la creciente: el hambre y las enfermedades entre otras cosas. En “Me pasó lo de Macario” podemos ver cómo la circunstancia propició el anhelo de comernos una sardina entera; en el segundo “Me vieron las nalgas y ni chisté”, nos referimos a las vacunas en prevención de enfermedades y el susto que provocan los vacunadores.

La creciente

Programa 19 - Dos relatos

1.    “En pos de una pluma” Aquí tenemos como la publicidad nos pinta un fascinante mundo de colores, obligándonos al consumismo… 2.    “Se acercaba el día de las madres” Aprendimos a conocer una tradición impuesta desde principios del siglo XX de la cual la escuela es una gran reforzadora…

La creciente

Programa 08 - "Los rocanroleros"

Aquí tenemos el disgusto por la música de la juventud capitalina de los años sesenta. Un niño venido de provincia, no obstante su escasa cultura, alcanza a reflexionar la manera sosa de ese arte en sus melodías, sus letras forzadas y las inflexiones características de lo que supo después que se trataba de una mala copia del rocanrol estadounidense.

El sonido de las letras

Azar

El sonido de las letras

La extrema unción

El sonido de las letras

Pastelillo

El sonido de las letras

La fuga de Tadeo

La creciente

Programa 09 - "El regreso" (Primera parte)

Más de trece años pasaron para volver a la tierra; en la capital, el metro de la línea dos ya había chocado en la estación viaducto, el hombre había llegado a la luna, ya se hablaba de muchos muertos en las luchas populares de México; se acercaba una fuerte devaluación del peso; ya habíamos conocido varios andurriales de los alrededores y empezábamos a saborear las mieles de la universidad nacional. La memoria comenzó a desandar lo andado a mediados de agosto de 1961 y las ilusiones eran muchas; en tres días de camino se hizo el regreso y como llegamos de noche, el día siguiente comienza en el otro programa.

El sonido de las letras

Pequeño Pushkin